Osteopatía Visceral

Osteopatía visceral para el tratamiento de la hernia de hiato

La hernia de hiato es el desplazamiento de una porción del estómago a través de un orificio que hay en el diafragma. Este orificio es el hiato esofágico y en ciertas ocasiones ocurre que parte del estómago entra por este agujero, provocando síntomas como acidez o produciendo alteraciones en la faringe.

Se denomina Hernia de Hiato cuando la parte del estómago sale hacia afuera a través de este orificio.

En principio puede afectar a cualquier tipo de persona independientemente de su edad, aunque suele darse más frecuentemente en personas con un defecto congénito del propio hiato.

También puede estar causado por envejecimiento, por debilidad progresiva del diafragma, por tos excesiva en caso de ser fumador, por estreñimiento, por aumento de la presión abdominal al defecar, etc.

La hernia de hiato puede ser asintomatica pero en caso de sufrir síntomas, algunos de ellos son:

  • trastornos digestivos como ardor o quemazón
  • Carraspera o problemas para tragar
  • gastritis
  • reflujo gastroesofágico
  • dificultad para respirar o asma bronquial
  • mal aliento o tos seca
  • acidez estomacal

Suele empeorar tras las comidas (especialmente si son copiosas), durante la noche, al dormir, y al flexionar el tronco. La persona con hernia de hiato se siente más aliviada estando sentada y le duele más por la noche estando boca arriba.

Osteopatía visceral para tratamiento de la hernia de hiato

La Hernia del Hiato puede tener varias complicaciones asociadas como las existencia de reflujo gastro-esofágico severo o la estrangulación de la hernia.

La Osteopatía visceral contribuye positivamente al reflujo gastroesofágico y al tratamiento en sí de la hernia de hiato.

Como fisioterapeutas y osteópatas, lo primero que haremos es valorar al paciente para diagnosticar adecuadamente su problema. Seguidamente, valoraremos físicamente el movimiento de cada víscera, examinando la calidad, amplitud, simetría, y ejecutando una serie de técnicas para restaurar la correcta movilidad de la víscera afectada, a través de la flexibilización del tejido fascial que la envuelve, la elongación de los ligamentos y la liberación de las fijaciones articulares de las zonas relacionadas con cada víscera.

En el caso de la hernia de hiato, hay un desplazamiento de parte del estómago posicionándose por encima del diafragma. Como osteópatas aprovechamos el movimiento del diafragma del paciente durante la respiración para corregir esta disfunción.

Beneficios de la Osteopatía visceral en la hernia de hiato

  • Reducir la hernia de hiato (no eliminarla) y sobre todo, evitar que aumente porque con el tiempo puede aumentar mucho de tamaño y necesitar operación.
  • Disminuir los síntomas provocados por la hernia y por tanto, reducir la dependencia a la farmacología. Incluso el paciente puede pasar temporadas que no necesite tomar fármacos dado su mejoría.
  • Provocar la estimulación del sistema cardiocirculatorio.
  • Evacuar las estasis sanguíneas, descongestionar.
  • Disminuir los espasmos.
  • Aliviar la gastritis.
  • Disminuir los dolores referidos al aparato locomotor y por tanto, necesitar tomar menos fármacos ya que los síntomas se han reducido con el tratamiento osteopático.

Contacta con Fisiogracia y pídenos una cita!